Éxito del Geolodía León 16 a pesar del chaparrón

La lluvia no pudo con el ánimo de los asistentes al Geolodía León 16, que tuvo lugar en el día de ayer. El aumento de las precipitaciones en las últimas horas propicío la crecida del arroyo de Los Calderones impidiendo el tránsito por el desfiladero. Aún así, se congregaron 100 personas para disfrutar de las explicaciones de los geólogos que intervinieron y del paisaje del lugar.

Os dejamos las imágenes de la jornada enviadas por Armando Marcos Oteruelo. Gracias a todos por asistir. ¡Nos vemos en el Geolodía 17!

Anuncios

Conoce a fondo Los Calderones

Os presentamos los posters del Geolodía León 16. Con cada uno de ellos recorreremos palmo a palmo los 380 millones de años de lo que fue un día nuestra provincia. Fondos marinos en los que bullía la vida y colisiones continentales que dieron lugar a lo que hoy conocemos como “los infiernos”…Esto y mucho más en Piedrasecha. Os esperamos el 8 de mayo para viajar al pasado de León.

 

La geología y el paisaje

Resulta difícil imaginar el paisaje sin geología. Algo casi tan extraño como el campo sin flores. Las montañas, los acantilados, los ríos, las praderas son el resultado de los procesos geológicos formadores de rocas y de su posterior evolución.

En Piedrasecha tenemos una gran variedad de rocas sedimentarias detríticas y calcáreas.

 

Portada
Mapa geológico y corte esquemático del Sinclinal de Alba, donde se ubica Piedrasecha

 

Estas rocas se sitúan en una gran estructura en forma de cuenco en cuyo núcleo podemos encontrar las más modernas: el Sinclinal de Alba.

 

DCIM101MEDIA
Vista del sinclinal de Alba desde el cercano embalse de Barrios de Luna

El entorno de Los Calderones forma parte de este gran pliegue que a su vez se sitúa sobre un gran manto que lo empuja más de 8 km hacia el norte, y que los geólogos denominan el manto de Correcillas, en la rama sur de la Cordillera Cantábrica.

En su flanco sur, y a lo largo de una linea de dirección NO-SE se localiza una gran falla que discurre casi paralela a los estratos rocosos. Se trata de una falla inversa de bajo ángulo que levanta todo el macizo. Esta falla, se originó en algún momento durante la deformación producida por la colisión continental entre Laurassia y Gondwana (hace entre 360-295 Ma).

En los últimos 35 millones de años, bajo los efectos de la colisión entre África y la península ibérica, algunas de estas fallas, originadas en el periodo orogénico varisco, se reactivaron elevando el macizo hasta su posición actual.

Las formaciones calcáreas que constituyen el desfiladero de Los Calderones sufren un proceso de disolución en contacto con el CO2 disuelto en las aguas de lluvia, que se denomina karstificación. Cuando este proceso se activa superficialmente recibe el nombre de exokarst, mientras que cuando se produce en profundidad se denomina endokarst. Estos procesos de disolución fueron exacervaron al final de la última etapa glaciar, ocurrida hace 12.000 años. En ese momento, la retirada de los últimos hielos en el norte de la cornisa Cantábrica supuso el inicio de un proceso de incisión fluvial que se extendería hasta nuestros días.

Durante mucho tiempo, el estrecho valle que conforma el desfiladero de Los Calderones fue lugar de paso para las gentes que, desde el norte de Europa, se disponían a realizar el Camino de Santiago. Nuestros amigos Rafa y Rosi nos cuentan que este camino, el denominado Viejo Camino de Santiago u Original, cruzaba la montaña occidental leonesa desde el norte y era punto de reunión de peregrinos en su acceso hacia la Meseta leonesa.

 

Microsoft Word - 14A_La Pola de Gordon_Canales-La Magdalena
Uno de los trayectos del Viejo Camino de Montaña que constituye parte del Camino de Santiago a su paso por la zona cantábrica (Cortesía de Rafa y Rosi http://rsas0010.blogspot.com.es/)

 

La angostura del valle era tal que las gentes de los pueblos próximos como Piedrasecha, se vieron obligados a mediados del siglo XX a ensanchar artificialmente el cauce, habilitando en el fondo del valle una calzada que permitiese transportar las ingentes cantidades de madera extraidas de los montes situados más al norte.

DCIM101MEDIA
El arroyo se encaja a su paso por las calizas de la Fm. Barcaliente

 

Cuando los continentes chocan

Los continentes forman la parte rocosa más externa y visible de nuestro planeta. Situados sobre la llamada litosfera, se desplazan como bloques rígidos a lo largo de la esfera terrestre, constituyendo las placas litosféricas. Estas placas están compuestas por un conjunto de capas que constituyen la corteza (superior, sobre la que realizamos nuestras labores diarias, e inferior) y un manto con características distintas a las anteriores, mucho más plástico.

 

tierracapso
Las distintas capas que forman la parte sólida de la Tierra: corteza, manto y núcleo

 

A lo largo del tiempo geológico las placas litosféricas, también llamadas tectónicas, han variado su latitud y longitud desplazándose de norte a sur, de un polo a otro, en un frenético baile conocido como deriva continental (en honor a su impulsor, Alfred Wegener en 1912).

1920px-placas_tectonicas_mayores-svg
Las masas continentales forman diferentes placas (Euroasíatica, Africana, Caribe, etc.). Estas se juntan o se separan en las llamadas zonas de subducción y dorsales oceánicas, respectivamente.

 

Hace 380 millones de años, al final del periodo Devónico, se inició la colisión de dos grandes continentes (Gondwana al sur y Laurassia al norte), haciendo desaparecer el océano que los separaba, llamado Rheico. El choque entre estos continentes dio lugar a un gran cinturón montañoso que debió extenderse a lo largo de más de 3.000 km y cuyos restos descansan hoy en las costas de Norteamérica, la península ibérica y gran parte del norte de Europa. Es el llamado orógeno o cinturón montañoso Varisco, que terminó de configurarse en el periodo geológico denominado Carbonífero (360-300 Ma).

 

Imagen1
Situación aproximada de León en el continente Pangea hace 300 millones de años

 

El cierre del océano Rheico culminó con la construcción de un gran continente hace 300 millones de años, llamado Pangea . La deformación que sufrieron las rocas durante este proceso es reconocible en el paisaje de Los Calderones. Pliegues y fallas configuran las contorsionadas formas que presenta la roca caliza, indicando las fuertes presiones tectónicas que sufrieron.

_K0C0524

_K0C0530
La Fm. Barcaliente, constituida por delgados estratos de calizas tableadas se presenta plegada a la entrada del cañón de Los Calderones.

 

Desde entonces, Los Calderones fueron tomando forma, moldeados por los procesos kársticos que van disolviendo el macizo calcáreo hasta la actualidad. Proporcionando un paisaje único en la provincia de León.